Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme
01 Febrero 2017

Nueva tecnología para la diabetes tipo 1

514 veces

Unos monitores del azúcar en la sangre de alta tecnología podrían ayudar a las personas con diabetes tipo 1

Un par de estudios encontraron que los pacientes que reciben inyecciones de insulina tenían unos mejores niveles con los dispositivos.
MARTES, 24 de enero de 2017 (HealthDay News) -- Un monitor continuo de la glucosa ayuda a las personas con diabetes tipo 1 que necesitan inyecciones de insulina a diario a gestionar sus niveles de azúcar en la sangre de forma segura, sugieren dos nuevos estudios.

"Existen pocas opciones de tratamiento en el campo de la diabetes tipo 1. El CGM es una opción de tratamiento que [las personas] deben probar si tienen la opción", dijo Marcus Lind, investigador líder de uno de los estudios y médico jefe de diabetología en el Hospital de Uddevalla, en Suecia.

Las personas con diabetes tipo 1 no producen suficiente insulina, una hormona que el cuerpo necesita para usar los carbohidratos de los alimentos como combustible. Debido a esto, las personas con diabetes tipo 1 dependen de inyecciones de insulina o insulina administrada a través de un minúsculo catéter insertado bajo la piel y vinculado con una bomba de insulina que se usa en el exterior del cuerpo. Las personas con diabetes tipo 1 que usan las inyecciones podrían necesitar cinco o seis inyecciones de insulina al día.

En las personas con diabetes tipo 2, el cuerpo ya no puede seguir usando la insulina adecuadamente. La mayoría (el 95 por ciento) de los casos de diabetes son del tipo 2 de la enfermedad. A veces, las personas con diabetes tipo 2 también necesitan usar inyecciones de insulina.

Pero usar insulina es un difícil acto de malabarismo: demasiada o demasiada poca puede provocar problemas, incluso problemas potencialmente letales.

Aaron Kowalski, vicepresidente de investigación en la JDRF (antes conocida como la Juvenile Diabetes Research Foundation), anotó que "la insulina es un medicamento peligroso pero necesario para las personas con diabetes tipo 1. Esos estudios ofrecen respaldo adicional para los CGM, que cada vez mejoran más. No hay duda de que alguien que necesita insulina se beneficia de esos dispositivos".

Cuando los niveles de azúcar en la sangre se salen del rango (demasiado altos o demasiado bajos), el receptor de un CGM envía una alarma, alertando a la persona con diabetes (o a uno de los padres de un bebé o un niño con diabetes) del problema.

Eso es importante porque cuando los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado, las personas con diabetes pueden desorientarse, y si bajan incluso más, podrían desmayarse. Los niveles de azúcar en la sangre que son demasiado altos y que se dejan sin tratar a lo largo del tiempo pueden provocar complicaciones como problemas renales, problemas oculares y enfermedad cardiaca.

Ambos estudios usaron el Dexcom G4 CGM, y fueron financiados por el fabricante, Dexcom Inc. Todos los participantes usaban inyecciones de insulina para gestionar su diabetes tipo 1.

El estudio dirigido por Lind incluyó a 161 personas con diabetes tipo 1 en 15 clínicas en Suecia. Su edad promedio era de 44 años. Se asignó aleatoriamente a los pacientes a uno de dos grupos.

El primer grupo tuvo el CGM durante 26 semanas, y luego terapia convencional durante 26 semanas, con un periodo sin monitorización de 17 semanas de por medio. El otro grupo hizo lo contrario y comenzó con la terapia convencional. La terapia convencional es la automonitorización de los niveles de azúcar en la sangre.

El segundo estudio fue dirigido por el Dr. Roy Beck, director ejecutivo del Centro Jaeb de Investigación en Salud en Tampa, Florida. Ese estudio incluyó a 158 pacientes. Su edad promedio era de 48 años. Fueron tratados en 24 consultorios de endocrinología a lo largo del país.

Esos voluntarios se asignaron al azar a 24 semanas de terapia con el CGM o a terapia convencional.

En ambos estudios, los niveles de azúcar en la sangre mejoraron en ambos grupos de pacientes. Los niveles de HbA1c se redujeron entre los que usaban los CGM. Con frecuencia, la HbA1c se denomina A1c como abreviatura. Esa prueba mide un nivel promedio de azúcar en la sangre en los últimos dos a tres meses. Los resultados se expresan como un porcentaje. La meta de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) para los adultos con diabetes es bajar del 7 por ciento.

En el estudio de Beck, hubo un descenso medio de un 0.6 por ciento más en la A1c del grupo con CGM frente al grupo de control. En la investigación de Lind, la reducción fue de alrededor de un 0.4 por ciento más en los que tenían los CGM que en el grupo de control. Los autores de ambos estudios dijeron que esas reducciones fueron significativas para los pacientes.

El grupo de Lind también experimentó una reducción en los niveles de azúcar en sangre gravemente bajos (hipoglucemia) entre las personas con un CGM.

"En nuestro estudio, la satisfacción fue extremadamente alta. Los CGM se han hecho más pequeños y más precisos. Los beneficios son mayores y con menos problemas. Llevar otro dispositivo vale la pena", aseguró Beck.

Los dos estudios aparecen en la edición del 24 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

Información adicional

  • Autor original: HealthDay

1 comentario

  • Enlace al Comentario
    Jesús 15/01/2018 - 17:16 Jesús

    Insulclock también forma parte de esta revolución tecnológica que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Sobre nosotros

La Asociación de Diabéticos de Zamora (ADIZA) es una agrupación sin ánimo de lucro, encaminada a llegar a todos los diabéticos, principalmente de la provincia de Zamora.

Mas información sobre ADIZA aqui

¡Atención! El portal ADiZa utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia

Si continua navegando por el portal, estára aceptando el uso de dichas cookies. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Google utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias de SafeSearch, aumentar la relevancia de los anuncios que ves, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Puedes ver una lista de los tipos de cookies que utiliza Google, así como descubrir cómo utilizan Google y nuestros partners las cookies en publicidad. En nuestra Política de privacidad se explica cómo protegemos tu privacidad en lo que respecta al uso de las cookies y otra información.

Próximos eventos

No hay eventos en la categoría seleccionada