La FDA aprueba el primer medidor continuo de glucosa con tecnología móvil

La FDA (U.S. Food and Drug Administration) ha aprobado el primer sistema de monitorización continua de la glucosa (CGM) que envía los datos directamente a un smartphone y no requiere un receptor separado, según un comunicado de la compañía Dexcom.

El Sistema CGM móvil Dexcom G5 fue aprobado el 25 de agosto para adultos y niños a partir de 2 años de edad. Gracias a la tecnología inalámbrica Bluetooth integrada en el transmisor, el dispositivo envía información de la glucosa en tiempo real directamente a una aplicación en dispositivos compatibles con iOS, como el iPhone. Se espera que las aplicaciones de Android se encuentre disponible a principios del próximo año, según el comunicado de la compañía.

Al igual que con su predecesor, el sistema G4, G5 permite hasta cinco «seguidores», tales como los padres u otros cuidadores, para supervisar a distancia los niveles de glucosa del paciente y recibir notificaciones acerca de las lecturas de glucemia del aparato.

Al igual que otros sistemas de MCG, el sistema G5 ofrece información sobre la tendencia de la glucosa y emite alertas, pero las pruebas de glucosa en la sangre determinación de la glucemias capilar siguen aún siendo necesarias para poder ajustar las dosis de insulina así como para realizar la calibración del sistema.

Dexcom pretende comenzar el envío del sistema G5 a finales de septiembre de 2015. Las personas que compraron el sistema G4 después del 01 de agosto 2015, será elegible para una actualización sin costo alguno para el G5, y las actualizaciones de bajo costo estará disponible para aquellos que tienen la versión anterior en periodo de garantía.
Se prevé que aquí en Europa saldrá comercializado durante el primer semestre del 2016

Un parche para la piel podría ayudar a gestionar la diabetes sin dolor

Una tecnología experimental detecta los niveles de azúcar en sangre y administra el medicamento mediante microagujas

Un dispositivo experimental podría un día, literalmente, eliminar el dolor de la gestión de la diabetes, afirman unos investigadores coreanos.

El nuevo invento utiliza un parche para monitorizar los niveles de azúcar en sangre a través del sudor, y administra el antidiabético metformina a través de la piel con microagujas.

Leer más